¡Con la Iglesia hemos topado!

¡Es inevitable que una mujer que convive con una vocación que no puede cumplir se frustre!
Colette Joyce, Catholic pastoral assistant

Madre mía, Reig Plà sigue atacando a todo aquel que no promulga con sus valores. Que si los homosexuales son pederastas, que si los homosexuales no deberían de poder ser profesores, que si El tren de la libertad (contrario a la Ley del Aborto que propuso Gallardón) es comparable al de los trenes de Auschwit…y ahora le toca el turno al feminismo. Este señor se atreve a decir que “El feminismo no es más que un paso en el proceso de deconstrucción de la persona”. En lugar de feminismo, yo diría que “Compartir los valores de Reig Plà no es más que un paso en el proceso de deconstrucción de la persona”.

Y si no teníamos bastante con este señor, el papa Francisco también se ha atrevido a afirmar que “el feminismo corre el riesgo de convertirse en machismo de falda”. Otro que no se ha enterado de que el feminismo busca la igualdad de derechos entre hombres y mujeres, y que hay hombres y mujeres feministas que también llevan pantalones. Este comentario me parece tan despreciable que le voy a eliminar de mi lista de personas “campechanas”,  me ha tenido engañada todo este tiempo, pensaba que era un tío majete.

Todo esto viene por el debate de si las mujeres pueden ser sacerdotes o no. El papa Francisco reclama una teología de la mujer y sin embargo, no aceptaría que las mujeres fueran sacerdotes.

La Iglesia anglicana permite que las mujeres sean sacerdotes desde hace 20 años y el año pasado, se nombró a la primera mujer obispo y en cambio, la Iglesia católica deja limitado el papel de la mujer “al espacio privado”. El papa dice que este tema lo dejó zanjado Juan Pablo II, una excusa muy barata para quitarse la responsabilidad de encima y, a su vez, otra idea arcaica e inhumana que no hace más que poner obstáculos al desarrollo “profesional” de la mujer. Un hombre con vocación de sacerdote podrá convertirse en sacerdote, sin embargo, una mujer tendrá que lidiar con los obstáculos y buscar alternativas: o cambiarse de Iglesia o ir a rezar a misa como cualquier otro creyente. He encontrado este artículo de Colette Joyce, Catholic pastoral assistant que me ha parecido muy interesante. Os recomiendo echarle un vistazo.

Una última frase para terminar, dirigida a los miembros “limitadillos” de la Iglesia: ¡Sacad vuestros rosarios de nuestras vidas y meteros en vuestros asuntos!

avoc_4l

Anuncios

3 comentarios en “¡Con la Iglesia hemos topado!

  1. Pues me parece genial que la iglesia no deje a las mujeres ser sacerdotes, ya que así lo tienen más fácil para mandar a freír espárragos a la iglesia. Luchar por ser alguien en una institución tan arcaica, controladora, machista, homofóbica y llena de pederastas me parece una perdida de tiempo, prefiero que la iglesia muera a que se reforme.

    Me gusta

  2. Pues me parece genial que la iglesia no deje a las mujeres ser sacerdotes, ya que así lo tienen más fácil para mandar a freír espárragos a la iglesia. Luchar por ser alguien en una institución tan arcaica, controladora, machista y homofóbica me parece una perdida de tiempo, prefiero que la iglesia muera a que se reforme.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s