Otro caso de violencia de género, otro ASESINATO.

imagesEsta mañana me he puesto de muy mala ostia cuando he escuchado que se han encontrado los cadáveres de las dos chicas de Cuenca desaparecidas el pasado jueves. El principal sospechoso es la ex pareja de una de ellas. Otro caso de violencia machista, otro ASESINATO.

Estaría bien llamar a las cosas por su nombre, ellos son asesinos con nombre y apellidos, y los casos de muerte por violencia machista son ASESINATOS. El asesino de hoy es SERGIO MORATO. Otros asesinos que han matado a sus mujeres o ex mujeres recientemente son MARIO CALDERÓN, FRANCISCO JOSÉ NAVARRO GARCÍA, JESÚS FIGÓN, NACHO, ADRIÁN, ÓSCAR.. Asesinos culpables de la muerte de sus parejas o ex parejas, sin olvidar que, a veces, la violencia de género llega también a los hijos.

Sin embargo cada vez que este tipo de asesinatos ocurren, se lanzan mensajes aconsejando a las mujeres que sean valientes, que se empoderen y que se atrevan a denunciar a su agresor. Parece que, una vez más, estamos poniendo en las mujeres, la presión social y todo el peso para erradicar el terrorismo machista. Estoy de acuerdo con estos consejos a las mujeres pero, ¿Qué pasa con los hombres? ¿Qué les decimos a ellos? Desde el desconocimiento, puesto que no tengo ni formación ni experiencia en temas de violencia de género,  también podría aconsejar a mujeres que se sienten acosadas por parejas o exparejas, es fácil si tienes un poco de sentido común, pero sinceramente, no sé ni por dónde empezar para tratar a los agresores y asesinos. Lo que sí sé es que no se erradicará el terrorismo machista hasta que empecemos a tomar medidas para erradicar la sociedad patriarcal en la que vivimos, sociedad en la que la agresividad tiene premio. Estas medidas no deben tomarse cuando ya se es demasiado tarde, cuando el agresor ya haya cometido su primera agresión, sino que deben tomarse desde la base, deben formar parte de la educación que recibimos cuando somos niños, y en la que el Estado debería implicarse.

ETA se convirtió en una cuestión de estado, el yihadismo lo es actualmente, pero la violencia machista, los asesinatos de mujeres a manos de hombres, siguen siendo una cuestión privada. La erradicación del terrorismo machista es y debe tratarse como una cuestión de estado.

Os dejo con el podcast de la tertulia “El perquè de tot plegat” de Rac1 con la intervención de Montse Gatell, presidenta del Institut Català de les Dones.

Anuncios

No hay café para tod@s

Esta mañana al llegar al trabajo me he encontrado a mis compañeras madres consultando webs y más webs sobre alimentación y sobre cómo hacer sus tuppers, pero es que ni siquiera prestaban atención a lo que leían puesto que durante el 80’% del tiempo estaban pensando si sus niños se habían levantado ya. ¡Ay, cómo son estas madres! Están cobrando un sueldo pero las cosas del hogar les ocupan tanto tiempo, que ni siquiera abren el buzón de entrada de su correo.

Mis compañeras que no son madres han pasado desapercibidas, no sé, es como si no existieran. En cambio, ninguno de mis compañeros es padre y tengo una gran cantidad de amigos hombres muy diferentes: son empresarios, estudiantes, deportistas y hasta hipsters, fíjate. Sus preocupaciones son pocas, como las de las madres, pero distintas. Se preocupan de la caída de la bolsa, de su buzón de entrada, de los planes nocturnos, de los estudios, de su bici y de su dieta.

En fin, para todos ellos, Nespresso ha creado un café diferente que se adapta a su estilo de vida. Todavía no han llegado a la fórmula secreta para ofrecer un café de calidad  para madres que el 80% de su tiempo no lo pasan pensando en sus hijos,  para hombres que son padres y para mujeres que son empresarias, deportistas, hipsters o estudiantes, pero don’t worry, su departamento de calidad lleva años investigando y algún día darán con la fórmula mágica. Mientras tanto, habrá que conformarse con el café de siempre, el Bonka o Marcilla para cafetera italiana.

nespressook

¿Algún científico en paro que pueda ayudarles? ¡Los padres y el mundo femenino se lo agradecerá!

¡En verano, la tripita al sol!

Los hombres están de suerte, ya pueden lucir su tripita al sol sin ningún tipo de complejos. Si algún hombre estaba acomplejado por sus michelines, puede dejar de estarlo: “tranquilo, no eres un tío gordo ni un tío con michelines, ¡eres un Fofisano!, un fofisano como Leonardo di Caprio, Javier Bardem, Alejandro Sanz y Ben Affleck”.

Tener lorcitas, grasita y tripita está de moda. El término “fofisano” llegó a España hace un par de meses, y parece que lo hemos acogido con ganas.

fotosolPero, ¿qué pasa con nosotras? Nosotras también queremos que celebrities “normales” nos digan que tener michelines y celulitis es lo más normal del mundo, que nos recuerden que, simplemente, somos una más del gran grupo “las fofisanas”.

Tal vez penséis “otra vez una chica hablando de lo mismo, de la operación bikini, de la presión social por estar guapas y por lucir un cuerpo 10 en la playa”. Pero es que este es un tema que (me) preocupa ya que a pesar de que no seamos adolescentes ni estemos en la edad del pavo, arrastramos la presión y el deseo de ser perfectas desde siempre y para siempre. Si miro a mi alrededor, apenas veo a mujeres altas y delgadas sin una pizca de grasa, como las modelos, y sin embargo, yo, que hace tiempo que dejé de ser adolescente, desearía utilizar una 36 y medir 1,70.

No puedo hablar por los hombres aunque estoy segura que no sienten ni el 90% de presión que sentimos nosotras y esto seguirá siendo así durante muchos años. Mientras las niñas de hoy crecerán rodeadas de otras niñas que quieren ir a Princelandia (eakssssssssssss) para estar más guapas, los niños crecerán rodeados de padres, hermanos, primos, cantantes y actores que se llenan la boca diciendo que son “fofisanos”.

No tengo ni idea de qué podemos hacer para que un día dejemos de querer ser esas chicas “perfectas” y orgullosas podamos gritar “Soy fofisana”. ¿Alguna idea?

A call to men

La semana pasada asistí al evento Ted Women Barcelona y me gustó especialmente el bloque “Shift the balance together”, en el que los ponentes defendieron los beneficios de involucrar a los hombres en cuestiones de género.

He llamado a este post A call to men, título que responde al nombre de una ONG fundada por el activista y defensor de los derechos de la mujer Tony Porter y del que hablaré más adelante. He escogido este título porqué me parece esencial que los hombres sean, junto a las mujeres, líderes del camino hacia la igualdad. Estoy convencida de que cuántos más hombres defiendan la igualdad en el ámbito público, más hombres la aplicarán en el ámbito privado.

El primer ponente del bloque fue @TomasAgnemo, Secretario General de Hombres Suecos para la Igualdad de Género, coordinador de la red europea MenEngage y miembro del consejo director de la misma. Empezó la ponencia afirmando que si los hombres son parte del problema deben ser parte de la solución. Destacó la importancia de crear espacios públicos donde los hombres puedan hablar sobre los asuntos que les interesen y la importancia de que los hombres y mujeres trabajen conjuntamente para conseguir la igualdad de género.

Tomás explico que cuando nació su hijo, tuvo dos semanas de permiso tal y como marca la ley sueca y al cabo de un año decidió volver a casa para ocuparse él solo de su hijo. Esta decisión como padre debería ser de lo más común y sin embargo, sigue siendo extraordinaria. Afirma que cuando los hombres se implican en las tareas de cuidado, la igualdad de género aumenta y la violencia en el hogar disminuye.

El segundo ponente fue el asesor más joven de la ONU, @GerardoPorteny. Con tan sólo 20 años, es el fundador de  la ONG internacional Young Men 4 Gender Equality y trabaja como consultor de las campañas Global Youth Engagement and the HeForShe Campaign for UN Women.

Utilizó un símil que refleja perfectamente lo que sucede en el mundo real. Pidió a la audiencia que se levantara y posteriormente solicitó a las mujeres que se sentaran, con esta imagen quería explicar que “si las mujeres se sientan y no se les permite desarrollarse, se pierde la mitad del potencial humano”.

Recomendó a los hombres hacerse dos preguntas antes de decir que las cuestiones de género no van con ellos.

Si no yo, ¿quién?

Si no ahora, ¿cuándo?

En este bloque se emitió un vídeo de una conferencia que Tony Porter ofreció en un congreso Ted en el que habló de  “the box of socialitazion of men”.

“La “men box” incluye los ingredientes que han servido para sociabilizar colectivamente a los hombres. Los hombres deben ser duros, fuertes, atléticos, dominantes, agresivos, y no deben mostrar emociones (excepto la rabia). La caja está diseñada para distanciar a los hombres de las mujeres, crear falta de interés en sus experiencias y además crear una cultura que permita la violencia de los hombres en contra de las mujeres”.

Algunas experiencias personales le han servido para plantearse la desigualdad de género:

  • La respuesta de su padre ante la muerte de su hermano adolescente: pedir perdón por llorar
  • La respuesta de un niño ante la pregunta ¿qué pasaría si te dijeran que juegas como una niña?: Me destruiría.
  • Las respuestas opuestas que daba a sus hijos cuando lloraban de pequeños: a ella la dejaba llorar y la protegía, y a él, en cambio, le exigía que se calmara, que se encerrara en su habitación y que volviera a él “cuando pudiera hablar como un hombre”.

El vídeo merece mucho la pena!

Si habéis llegado hasta el final del post, seguramente es porque la igualdad de género sí que va con vosotros.  Y si no, pensad:

Si no yo, ¿quién?

Si no ahora ¿cuándo?