Mi novio es muy sensible, parece una chica

@TomasAgnemo, Secretario General de Hombres Suecos para la Igualdad de Género, afirmó en el Ted Women Barcelona celebrado el pasado mes de junio que era necesario crear espacios de encuentros de hombres dónde pudieran hablar de sus preocupaciones.

En general los hombres no suelen hablar de temas íntimos, de sus emociones, de sus “debilidades”… Mi amigo Marc con el que suelo hablar bastante de temas de género siempre me lo comenta, entre amigos no se habla de estas cosas, puede que individualmente sea un tema que les interese pero en grupo no lo hablan jamás. Implica mostrar un lado suyo no asociado a la masculinidad y por tanto no permitido en esta sociedad patriarcal.

Creo que para muchos hombres no es un camino fácil. Han aprendido que ellos deben ser los padres de familia, los fuertes, los que ganan dinero. Marc me explicó que cuando eran adolescentes y empezaron a echarse novia, algunos de los amigos dejaron de jugar a fútbol porque sus novias se lo prohibían, querían que estuvieran más tiempo con ellas. ¿Qué es lo primero que os viene a la cabeza? Supongo que lo mismo que ellos tuvieron que escuchar de boca de otros amigos: que son unos calzonazos. ¿Y si hubiera sido al revés, si los chicos hubieran prohibido a sus novias quedar con sus amigas? ¿Qué pensaríais? Supongo que pensaríais que estas chicas son unas víctimas y que sus novios son unos machistas controladores. ¿Me equivoco?

“Mi novio es muy sensible, parece una chica”, “este chico parece que tiene la regla” y “parece una mujer, se arregla más que yo” son algunas de las definiciones que he escuchado sobre los hombres sensibles de parte de sus parejas o amantes. Algunas mujeres también tenemos la culpa de perpetuar la idea de que la sensibilidad es cosa de chicas.

hombre

Todo esto os lo cuento porque me parece muy interesante además de necesario saber cómo viven los hombres este camino hacia la igualdad, cómo reciben las críticas y a su vez, cuáles son sus preocupaciones. Buscando el otro día por Internet asociaciones de hombres encontré Ahige, una asociación de hombres por la igualdad de género fundada en Málaga en el año 1970. Publican artículos, una revista digital, hacen talleres y formaciones y ayer 21 de octubre se concentraron en diferentes ciudades para mostrar que también están en desacuerdo con la violencia machista.

En esta línea cada vez hay más organizaciones que imparten talleres sobre las nuevas masculinidades, como la Asociación Cúrcuma de Barcelona.
Michael Kimmel, un investigador de Nueva York, ha creado un máster que estudia la evolución del rol masculino, del hombre duro a la inteligencia emocional. Según explica un artículo publicado en El País, Kimmel ha explicado que “es una iniciativa que quiere ampliar el trabajo realizado por las investigaciones sobre mujeres realizadas en las últimas décadas. Se trata de poner en marcha un proyecto más amplio sobre la igualdad. No podemos dar pleno poder a las mujeres sin involucrar a los hombres”.

Personalmente pienso que no se puede conseguir la igualdad sin que nos entendamos ambos sexos y para ello, es necesario escuchar a las dos partes. Me encantaría poder mostrar estos puntos de vista masculinos en Faldapantalón pero de momento no lo estoy consiguiendo. Si tú eres hombre y te apetece compartir tu perspectiva masculina o quieres sugerirme hablar de algún tema en concreto, no dudes en contactar conmigo en sorayasoler@faldapantalon.com. ¡¡¡¡¡Espero que mi correo se inunde a mensajes!!!!!!

Anuncios

A call to men

La semana pasada asistí al evento Ted Women Barcelona y me gustó especialmente el bloque “Shift the balance together”, en el que los ponentes defendieron los beneficios de involucrar a los hombres en cuestiones de género.

He llamado a este post A call to men, título que responde al nombre de una ONG fundada por el activista y defensor de los derechos de la mujer Tony Porter y del que hablaré más adelante. He escogido este título porqué me parece esencial que los hombres sean, junto a las mujeres, líderes del camino hacia la igualdad. Estoy convencida de que cuántos más hombres defiendan la igualdad en el ámbito público, más hombres la aplicarán en el ámbito privado.

El primer ponente del bloque fue @TomasAgnemo, Secretario General de Hombres Suecos para la Igualdad de Género, coordinador de la red europea MenEngage y miembro del consejo director de la misma. Empezó la ponencia afirmando que si los hombres son parte del problema deben ser parte de la solución. Destacó la importancia de crear espacios públicos donde los hombres puedan hablar sobre los asuntos que les interesen y la importancia de que los hombres y mujeres trabajen conjuntamente para conseguir la igualdad de género.

Tomás explico que cuando nació su hijo, tuvo dos semanas de permiso tal y como marca la ley sueca y al cabo de un año decidió volver a casa para ocuparse él solo de su hijo. Esta decisión como padre debería ser de lo más común y sin embargo, sigue siendo extraordinaria. Afirma que cuando los hombres se implican en las tareas de cuidado, la igualdad de género aumenta y la violencia en el hogar disminuye.

El segundo ponente fue el asesor más joven de la ONU, @GerardoPorteny. Con tan sólo 20 años, es el fundador de  la ONG internacional Young Men 4 Gender Equality y trabaja como consultor de las campañas Global Youth Engagement and the HeForShe Campaign for UN Women.

Utilizó un símil que refleja perfectamente lo que sucede en el mundo real. Pidió a la audiencia que se levantara y posteriormente solicitó a las mujeres que se sentaran, con esta imagen quería explicar que “si las mujeres se sientan y no se les permite desarrollarse, se pierde la mitad del potencial humano”.

Recomendó a los hombres hacerse dos preguntas antes de decir que las cuestiones de género no van con ellos.

Si no yo, ¿quién?

Si no ahora, ¿cuándo?

En este bloque se emitió un vídeo de una conferencia que Tony Porter ofreció en un congreso Ted en el que habló de  “the box of socialitazion of men”.

“La “men box” incluye los ingredientes que han servido para sociabilizar colectivamente a los hombres. Los hombres deben ser duros, fuertes, atléticos, dominantes, agresivos, y no deben mostrar emociones (excepto la rabia). La caja está diseñada para distanciar a los hombres de las mujeres, crear falta de interés en sus experiencias y además crear una cultura que permita la violencia de los hombres en contra de las mujeres”.

Algunas experiencias personales le han servido para plantearse la desigualdad de género:

  • La respuesta de su padre ante la muerte de su hermano adolescente: pedir perdón por llorar
  • La respuesta de un niño ante la pregunta ¿qué pasaría si te dijeran que juegas como una niña?: Me destruiría.
  • Las respuestas opuestas que daba a sus hijos cuando lloraban de pequeños: a ella la dejaba llorar y la protegía, y a él, en cambio, le exigía que se calmara, que se encerrara en su habitación y que volviera a él “cuando pudiera hablar como un hombre”.

El vídeo merece mucho la pena!

Si habéis llegado hasta el final del post, seguramente es porque la igualdad de género sí que va con vosotros.  Y si no, pensad:

Si no yo, ¿quién?

Si no ahora ¿cuándo?