¡En verano, la tripita al sol!

Los hombres están de suerte, ya pueden lucir su tripita al sol sin ningún tipo de complejos. Si algún hombre estaba acomplejado por sus michelines, puede dejar de estarlo: “tranquilo, no eres un tío gordo ni un tío con michelines, ¡eres un Fofisano!, un fofisano como Leonardo di Caprio, Javier Bardem, Alejandro Sanz y Ben Affleck”.

Tener lorcitas, grasita y tripita está de moda. El término “fofisano” llegó a España hace un par de meses, y parece que lo hemos acogido con ganas.

fotosolPero, ¿qué pasa con nosotras? Nosotras también queremos que celebrities “normales” nos digan que tener michelines y celulitis es lo más normal del mundo, que nos recuerden que, simplemente, somos una más del gran grupo “las fofisanas”.

Tal vez penséis “otra vez una chica hablando de lo mismo, de la operación bikini, de la presión social por estar guapas y por lucir un cuerpo 10 en la playa”. Pero es que este es un tema que (me) preocupa ya que a pesar de que no seamos adolescentes ni estemos en la edad del pavo, arrastramos la presión y el deseo de ser perfectas desde siempre y para siempre. Si miro a mi alrededor, apenas veo a mujeres altas y delgadas sin una pizca de grasa, como las modelos, y sin embargo, yo, que hace tiempo que dejé de ser adolescente, desearía utilizar una 36 y medir 1,70.

No puedo hablar por los hombres aunque estoy segura que no sienten ni el 90% de presión que sentimos nosotras y esto seguirá siendo así durante muchos años. Mientras las niñas de hoy crecerán rodeadas de otras niñas que quieren ir a Princelandia (eakssssssssssss) para estar más guapas, los niños crecerán rodeados de padres, hermanos, primos, cantantes y actores que se llenan la boca diciendo que son “fofisanos”.

No tengo ni idea de qué podemos hacer para que un día dejemos de querer ser esas chicas “perfectas” y orgullosas podamos gritar “Soy fofisana”. ¿Alguna idea?

Anuncios