Si quieres que me enamore de ti, pégame, maltrátame, insúltame

Así debería haberse llamado el libro “A tres metros sobre el cielo” y su película homónima de Fernando Gonzalez Molina.

El jueves la echaron en A3 y la verdad es que lo flipé mucho. Mi amiga Toni, experta en género, me recomendó verla sólo para hacerme una idea de lo que los adolescentes de hoy en día creían que era amor. Hace algún tiempo, ella y una compañera de trabajo,  dieron un taller de género en Murcia para adolescentes y eligieron esta película para debatir sobre el amor.  No estaban preparadas para escuchar las reacciones de los asistentes al taller ya que pensaban que el amor era tal cual se reflejaba en la película.

Para los que no la habéis visto, os la resumo. Hache (Mario Casas), motero con pintas de garrulillo, alto, fuerte y moreno (macho ibérico español)  y Babi (María Valverde), chica mona, delgadita, educada y pijita, se conocen. En un principio, ella no lo traga, pero al final el chico acaba  conquistándola. ¿Cómo? Cogiéndola en brazos como si fuera una oveja y tirándola a la piscina, persiguiéndoles a ella y a su acompañante  a toda velocidad en moto, rompiéndole la nariz a su acompañante, llevándola en moto a casa cuando se queda sola (Oh, el Salvador…), insultándola, haciéndose de rogar cuando Babi le pide algo, amenazando a su profesora para que no la castigue,  llegar a su casa lleno de sangre, haciéndole pasar miedo a Babi cuando empieza correr a toda velocidad por Barcelona tras ver a su madre. Es en este momento, al descubrir que es un chico con problemas que fue abandonado por su madre, cuando ella se enamora más de él.Todo ello acompañado por una banda sonora tan bonita, que te lleva a creer que estás viendo la historia de amor más romántica jamás contada.

Sí, me la tragué entera y estuvo a punto de darme una taquicardia.  Se me ocurrió entrar en twitter para ver qué opinaba la gente y  mi riesgo de taquicardia aumentó considerablemente. Aquí os dejo los twits.

#3MSC siempre será una de mis películas preferidas
En ese momento te das cuenta de que las cosas solo ocurren una vez y por mucho que te esfuerces ya nunca volverás a sentir lo mismo. #3MSC
Y por más que te esfuerzas,ya no sera lo mismo, no volverás a tener esa sensación de estar a tres metros sobre el cielo #3MSC
Y descubres… Que todo empezó antes de lo que pensabas. Y es ahí, cuando te das cuenta de que las cosas solo ocurren una vez.” #3MSC
No hay tío que más me guste que Mario Casas, y el personaje de Hache en 3msc madre mía.
Hache es el típico chico malo q todas queremos pero q no lo hay por ningún lao
Hache, a mí gritame fea y todo lo que tu quieras #3msc

Viendo el twitter,  parece que a las tías nos van los tíos rudos, neanderthal, que nos maltratan y nos provocan altibajos.  Ellos nos eligen, hacen que nos enamoremos de ellos y nosotras los seguimos como perritos falderos.  Lo peor de todo, es que no sólo es una película, es la realidad.  Miedo me dan los hijos que nacerán de la unión de una parte de los adolescentes de hoy.

Amor en el siglo XXI

Amor en el siglo XXI

Me avergonzaría haber participado lo más mínimo en esta película.

Anuncios

De mayor serás lo que quieras tú

Me encanta la idea que han tenido la periodista Nadia Flink y la ilustradora Pitu Álvarez. Con su nueva colección de cuentos, Antiprincesas, las protagonistas son mujeres fuertes, valientes y autónomas que no necesitan de un hombre para triunfar personal y profesionalmente y cuya vida no se limita al amor, la maternidad y el cuidado de los hijos.
Las protagonistas de esta colección serán la pintora Frida Kahlo, la artista Violeta Parra y la escultora Lola Mora, entre otras.  Las niñas descubrirán una nueva imagen de mujer a la que querer parecerse muy distinta a la de la princesa que espera a ser salvada por el príncipe.
Esperemos que algún día también se hable de mujeres fuertes, valientes y autónomas que no necesariamente hayan tenido que triunfar profesionalmente  para  ser valoradas tanto socialmente como en casa. Creo firmemente que el empoderamiento de la mujer no debería vincularse al éxito profesional. ¿Qué opinas?

2015-08-27-8724WSK8608

¡En verano, la tripita al sol!

Los hombres están de suerte, ya pueden lucir su tripita al sol sin ningún tipo de complejos. Si algún hombre estaba acomplejado por sus michelines, puede dejar de estarlo: “tranquilo, no eres un tío gordo ni un tío con michelines, ¡eres un Fofisano!, un fofisano como Leonardo di Caprio, Javier Bardem, Alejandro Sanz y Ben Affleck”.

Tener lorcitas, grasita y tripita está de moda. El término “fofisano” llegó a España hace un par de meses, y parece que lo hemos acogido con ganas.

fotosolPero, ¿qué pasa con nosotras? Nosotras también queremos que celebrities “normales” nos digan que tener michelines y celulitis es lo más normal del mundo, que nos recuerden que, simplemente, somos una más del gran grupo “las fofisanas”.

Tal vez penséis “otra vez una chica hablando de lo mismo, de la operación bikini, de la presión social por estar guapas y por lucir un cuerpo 10 en la playa”. Pero es que este es un tema que (me) preocupa ya que a pesar de que no seamos adolescentes ni estemos en la edad del pavo, arrastramos la presión y el deseo de ser perfectas desde siempre y para siempre. Si miro a mi alrededor, apenas veo a mujeres altas y delgadas sin una pizca de grasa, como las modelos, y sin embargo, yo, que hace tiempo que dejé de ser adolescente, desearía utilizar una 36 y medir 1,70.

No puedo hablar por los hombres aunque estoy segura que no sienten ni el 90% de presión que sentimos nosotras y esto seguirá siendo así durante muchos años. Mientras las niñas de hoy crecerán rodeadas de otras niñas que quieren ir a Princelandia (eakssssssssssss) para estar más guapas, los niños crecerán rodeados de padres, hermanos, primos, cantantes y actores que se llenan la boca diciendo que son “fofisanos”.

No tengo ni idea de qué podemos hacer para que un día dejemos de querer ser esas chicas “perfectas” y orgullosas podamos gritar “Soy fofisana”. ¿Alguna idea?

A call to men

La semana pasada asistí al evento Ted Women Barcelona y me gustó especialmente el bloque “Shift the balance together”, en el que los ponentes defendieron los beneficios de involucrar a los hombres en cuestiones de género.

He llamado a este post A call to men, título que responde al nombre de una ONG fundada por el activista y defensor de los derechos de la mujer Tony Porter y del que hablaré más adelante. He escogido este título porqué me parece esencial que los hombres sean, junto a las mujeres, líderes del camino hacia la igualdad. Estoy convencida de que cuántos más hombres defiendan la igualdad en el ámbito público, más hombres la aplicarán en el ámbito privado.

El primer ponente del bloque fue @TomasAgnemo, Secretario General de Hombres Suecos para la Igualdad de Género, coordinador de la red europea MenEngage y miembro del consejo director de la misma. Empezó la ponencia afirmando que si los hombres son parte del problema deben ser parte de la solución. Destacó la importancia de crear espacios públicos donde los hombres puedan hablar sobre los asuntos que les interesen y la importancia de que los hombres y mujeres trabajen conjuntamente para conseguir la igualdad de género.

Tomás explico que cuando nació su hijo, tuvo dos semanas de permiso tal y como marca la ley sueca y al cabo de un año decidió volver a casa para ocuparse él solo de su hijo. Esta decisión como padre debería ser de lo más común y sin embargo, sigue siendo extraordinaria. Afirma que cuando los hombres se implican en las tareas de cuidado, la igualdad de género aumenta y la violencia en el hogar disminuye.

El segundo ponente fue el asesor más joven de la ONU, @GerardoPorteny. Con tan sólo 20 años, es el fundador de  la ONG internacional Young Men 4 Gender Equality y trabaja como consultor de las campañas Global Youth Engagement and the HeForShe Campaign for UN Women.

Utilizó un símil que refleja perfectamente lo que sucede en el mundo real. Pidió a la audiencia que se levantara y posteriormente solicitó a las mujeres que se sentaran, con esta imagen quería explicar que “si las mujeres se sientan y no se les permite desarrollarse, se pierde la mitad del potencial humano”.

Recomendó a los hombres hacerse dos preguntas antes de decir que las cuestiones de género no van con ellos.

Si no yo, ¿quién?

Si no ahora, ¿cuándo?

En este bloque se emitió un vídeo de una conferencia que Tony Porter ofreció en un congreso Ted en el que habló de  “the box of socialitazion of men”.

“La “men box” incluye los ingredientes que han servido para sociabilizar colectivamente a los hombres. Los hombres deben ser duros, fuertes, atléticos, dominantes, agresivos, y no deben mostrar emociones (excepto la rabia). La caja está diseñada para distanciar a los hombres de las mujeres, crear falta de interés en sus experiencias y además crear una cultura que permita la violencia de los hombres en contra de las mujeres”.

Algunas experiencias personales le han servido para plantearse la desigualdad de género:

  • La respuesta de su padre ante la muerte de su hermano adolescente: pedir perdón por llorar
  • La respuesta de un niño ante la pregunta ¿qué pasaría si te dijeran que juegas como una niña?: Me destruiría.
  • Las respuestas opuestas que daba a sus hijos cuando lloraban de pequeños: a ella la dejaba llorar y la protegía, y a él, en cambio, le exigía que se calmara, que se encerrara en su habitación y que volviera a él “cuando pudiera hablar como un hombre”.

El vídeo merece mucho la pena!

Si habéis llegado hasta el final del post, seguramente es porque la igualdad de género sí que va con vosotros.  Y si no, pensad:

Si no yo, ¿quién?

Si no ahora ¿cuándo?

Ellos os indicarán el camino…en plan azafatas

La lengua española no es machista, como no es racista, ni homófoba. Es el uso que hacemos de ella lo que determina el carácter del discurso. Es una herramienta y, como tal, podemos utilizarla bien o no. Por tanto, reflexionar sobre la lengua desde la perspectiva de género sirve para aprender a evitar los usos sexistas”.
Susana Guerrero Salazar, profesora de Lengua de la Universidad de Málaga

Hace unas semanas, asistí a una reunión para distribuir los roles de los voluntarios de un evento. La ponente, una mujer de unos 40 años, utilizó un lenguaje sexista que refleja y perpetua la imagen tradicional de que la mujer está hecha para servir y agradar a los demás.

Recojo a continuación cinco de sus frases:

  • “Para el acto, poneros guapas nenas” ( se olvidó de los nenes, también presentes en la reunión)
  • “A ver secretaria, pasa el micrófono” (tal vez confundió al hombre con barba que llevaba el micro con una mujer)
  • “Pide por esa boquita que tendrás lo que quieras” (comentario dirigido a una mujer)
  • “Si por ejemplo, las madres os tenéis que ir más tarde porqué la canguro está sólo hasta las 8”…(de nuevo, se olvidó a los hombres padres que también estaban en la sala)
  • “En caso de evacuación, David, Juan y Marcos, os indicarán, como si fueran azafatas, por dónde tenéis que salir” (de nuevo, confundió el sexo de los tres hombres)

¿Es el español un lenguaje machista? Sí, en muchos casos sí, pero somos los hispanohablantes quienes perpetuamos el español como lenguaje machista. Si os fijáis, la RAE no da un sentido discriminatorio o negativo a las palabras azafata, guapa, nena …(aunque sí discrimina a la mujer en las dos últimas acepciones de la palabra secretario/a  ) y sin embargo, la utilización que la ponente hizo del lenguaje en esta intervención, sitúa a la mujer al servicio del hombre y perpetua los roles de madre, azafata y secretaria, teniendo en cuenta que en la sala había padres y hombres con función de secretario y azafato, roles masculinos recogidos también en la RAE.

Es evidente que el castellano es machista (es un coñazo versus es la polla,  tener huevos para hacer algo…)  y que la RAE sigue otorgando acepciones negativas a palabras como coño o zorra, pero es un pez que se muerde la cola, mientras lo sigamos utilizando seguirá existiendo en el diccionario. Creo que podemos exigir a la RAE revisar aquellas palabras que discriminan negativamente en términos de género, raza, condición sexual… y que se indique que esa acepción es negativa, pero no sólo es tarea de la RAE erradicar el lenguaje machista.

El otro día, una amiga me explicó que había comprado billetes de avión de Ryanair para sus dos hijos, de 2 y 4 años, y en el apartado Datos personales/Tratamiento tuvo que escoger entre estas opciones: Sr., Sra. y Srta. Para Ryanair su hijo de dos años ya es un Señor pero su hija de 4 años tendrá que esperar a casarse para obtener el estatus de Señora. En este caso  es la compañía de vuelos quién está haciendo un uso sexista del lenguaje puesto que legalmente no importa si las mujeres/niñas están casadas o solteras. Es más, tanto la Comisión Europea  en su Guía de del Departamento de Lengua Española como el BOE indican que el término señorita debe erradicarse o evitarse en los temas administrativos.

Y vosotros ¿qué pensáis? ¿Detectáis machismo en el uso del lenguaje? ¿Ponéis de vuestra parte para evitar el uso del lenguaje sexista?

IMG-20150607-WA0005 (1)

5 mujeres y 17.995 hombres en el Museo del Prado

Solemos triunfar donde la expertise se requiere y caer allí donde la cooptación se impone. Amelia Valcárcel

El miércoles asistí a  la mesa redonda “Dona i Escena”, organizada por el Centro Cívico Sortidors de Barcelona. Moderada por Sara Berbel,  doctora en Psicología y experta en políticas de género, contó con las ponentes Laia Pastor, Triana Doce Palmeiri, Berta Puigdemassa y Antonella Ascenzi.

Sara Berbel introdujo el tema explicando la situación actual de la mujer en el sector artístico, teniendo en cuenta tres factores:

  • El techo de vidrio
  • Prestigio y reconocimiento
  • Brecha Salarial

Para realizar esta presentación, la doctora Berbel se ha basado, entre otros, con estudios realizados por el Observatorio de Género y la  Asociación Clásicas y Modernas. Empecemos con algunos datos:

  • 34% de los artistas son mujeres
  • 5 obras de las 18.000 expuestas en el Museo del Prado son de mujeres.
  • 6 obras de las 20.000 expuestas en el Reina Sofía son de mujeres
  • 10% de los artistas que exponen en Arco son mujeres.
  • El 70% de las estudiantes de las escuelas de arte son mujeres y sin embargo sólo el 20% exponen sus obras.
  • El 85% de los directores de centros y museos son hombres.

Apuntó que la presencia de las mujeres en el arte aumenta cuando las analizamos como objeto de arte.  Los museos están llenos de ninfas, Venus y odaliscas y sin embargo la presencia de las mujeres como sujeto de arte es minoritaria. Este hecho lo criticaron las Guerrillas Girls, un colectivo de artistas feministas que nació en Nueva York en el año 1985. Su primer trabajo fue desplegar carteles en las calles de Nueva York para denunciar el desequilibrio de género y racial de los artistas representados en galerías y museos.

guerrillas girls

Esta presencia minoritaria la marca el techo de vidrio: no se ven los obstáculos pero existen, y existen por el simple hecho de ser mujeres. Varios estudios y experimentos confirman esta teoría:

Jenniffer vs John, estudio realizado por la Universidad de Yale. Para optar a un puesto de investigador científico en la universidad, se envió el mismo CV con diferente nombre (John vs Jennifer) a 127 miembros del cuerpo docente.  Por el  mismo CV, se recibieron dos propuestas económicas diferentes. Mientras a John le ofrecían 30.000 dólares, a Jennifer le pagarían 26.000 dólares, 4000 dólares de diferencia.

Orquesta de Boston: en los años 70, sólo el 5 o 10% de los músicos de las Orquestas de EE.UU. eran mujeres a pesar del creciente número de mujeres que seguían estudios de Música. La Orquesta de Boston decidió que las audiciones de los músicos se hicieran  “a ciegas”. Los músicos se examinaban tras un biombo y las mujeres, además, se quitaban los zapatos de tacón para acceder al lugar del examen para que el jurado no supiera si estaban examinando a hombres o a mujeres. El experimento funcionó y otras orquestas de EE.UU. copiaron el formato de los castings. Con  el tiempo, el porcentaje de hombres y mujeres en las orquestas de EE.UU. llegó a ser equitativo.

Reconocimiento y Brecha Salarial

Se ha demostrado que las mujeres obtienen reconocimiento a largo plazo. Por ejemplo, las pintoras:

  • Alice Neel: Pintora retratista estadounidense cuya obra se reconoció al cumplir 70 años.
  • Louise Bourgeois: Su obra se expuso en el MOMA a los 72 años
  • Angeles Santos: Recibió el Premio Creu de Sant Jordi a los 94 años.

Además de menos puestos de trabajo y mayor competencia, también existe una brecha salarial entre hombres y mujeres. La primera que se atrevió a denunciar la diferencia de salarios fue la bailarina Ginger Rogers  puesto que haciendo los mismos pasos y los mismos espectáculos, Ginger cobraba el 50% menos que Fred.

La escritora feminista estadounidense Siri Husdtvet denuncia que las mujeres son reconocidas cuando dejan de verse como objeto sexual.  En su último libro,  ‘El mundo deslumbrante’  refleja un complejo juego de máscaras y falsas identidades para examinar los prejuicios de género en el arte.

Casada con Paul Auster, en la presentación de su libro le preguntaron por el trabajo de su marido, pregunta que ella no quiso contestar y los periodistas se marcharon.

La actriz Laia Pastor, licenciada en Arte Dramático en el instituto del Teatro en el año 2013, explicó los obstáculos que las actrices se encuentran tras salir de su formación.

La mayor parte de estudiantes de teatro son mujeres y sin embargo, las obras están escritas para hombres; es el caso de las obras de Shakespeare o sin ir más lejos, la obra de Frank V en cartel en el Teatre Lliure que sólo cuenta con dos mujeres en el reparto y una mujer en el equipo de producción. Podéis ver el cartel aquí.

Añadió que las actrices, además, deben cumplir unos requisitos físicos mucho más exigentes que los actores, sobretodo en publicidad.  Anuncios tipo “Se buscan chicas guapas” son muy comunes.  Otro de los anuncios que indignó bastante a Laia fue un anuncio de un partido político catalán  que buscaba “Noies que no siguin guapures”.

Berta Puigdemassa (Arpa clásica, innovación sonora, artística y cultural)  ofreció un punto de vista diferente al de Laia, marcado por su experiencia personal. En  Barcelona sólo hay 6 arpistas y todas son mujeres por tanto la competencia es muy baja.

El arpa era un instrumento de hombres pero en el S.XVII empezó a utilizarse en salones y desde entonces, el arpa se considera un instrumento exclusivamente de mujeres. Con el deseo de eliminar la imagen “feminizada” del arpa, Berta añadió que, a veces,  en sus conciertos se presenta con accesorios masculinos.

Actualmente, dirige el “Curso Internacional Arpa Horta de Lleida”. Explicó que para organizar el curso tampoco se ha encontrado ningún obstáculo por el hecho de ser mujer aunque sí que le sorprende que todos los profesionales y políticos con los que  tiene que tratar para organizarlo sean hombres.

Finalizó la ponencia Antonella Ascenzi, profesora de danza-teatro, intérprete y dramaturga. Antonella empezó a trabajar con perspectiva de género de forma casual.  Su antigua compañía le pidió que preparara un monólogo y cuando empezó a buscar textos, se percató que casi todos los textos estaban escritos para hombres y los textos para mujeres no le gustaban porqué los personajes femeninos representan caracteres débiles a las que se les reconoce por su relación con el universo masculino: amante de/hermana de/madre de.  Ante este obstáculo, decidió crear su propio texto y descubrió que tenía rabia hacia esta sociedad masculinizada y patriarcal que ha utilizado históricamente a las mujeres y a los niños como objetos de lucha en las guerras.

Con este nuevo rol de creadora, Antonella se empoderó y abandonó su compañía. Añade que  “Los papeles que me ofrecían era el de la mala y la prostituta mientras que los papeles de mujer santa y virgen se los llevaba la novia del director”.  Años después, cuando empezó a contar cuentos para niños, decidió cambiar los roles de los cuentos tradicionales.  En sus cuentos  las niñas ya no son princesas ni esperan llorando al príncipe, pueden convertirse en domadoras y marcharse lejos mientras que ellos lloran esperando su regreso. No hay varitas mágicas, la clave es el empoderamiento.

Una charla muy amena que me dejó con ganas de más. Personalmente, creo que la organización debería haber invitado a  ponentes masculinos para escuchar también su punto de vista. Una vez más, el género no es sólo cosa de mujeres.

¡Feliz Sant Jordi!

¡¡¡ Buenas noches y Feliz Sant Jordi a todos con unas horas de antelación!!!!!  Si no sabéis qué regalar, aquí os dejo un listado de libros que directa o indirectamente pueden hacer reflexionar al lector sobre el tema que nos preocupa en este blog: género e igualdad.

Este listado lo he elaborado a partir de libros que me he leído o recomendaciones de amigos y compañeros de trabajo.  ¡Espero que alguno os despierte interés!

King-Kong Théorie
Virginie Despentes
Libro recomendado por Mathieu Chopplet y Soraya Soler

La autora del libro es Virginie Despentes, una feminista cuyas ideas se cocieron en la calle y no en el mundo académico. Sin tabús, habla de sexo, violación y de su experiencia personal trabajando como prostituta. Retrata a la mujer fuerte y luchadora,  alejada de la imagen de sumisión de la mujer que tanto estamos acostumbrados a ver.  Por esta razón ¡me encanta! Una feminista a pie de calle.

Estupor y Temblores
Amèlie Nothomb
Libro recomendado por Andrea Van Dalen, Silvia Ruíz y Soraya Soler

Escrito por Amèlie Nothomb con el sentido de humor e ironía que caracterizan sus libros,  refleja  la sociedad japonesa  que premia el trabajo duro, la jerarquía y  los hombres.  La autora reflexiona sobre la empresa y la cultura japonesa, en la que especialmente a las mujeres les quedan pocas opciones de felicidad.  Una obra biográfica.

Los ojos de los cocodrilos son amarillos
Katherine Pancol

Libro recomendado por M.H.

“El libro habla sobre una mujer que se encuentra en la situación de tener que salir adelante ella sola.  Cuando estaba con él, ella pasaba desapercibida y cuando se queda sola desarrolla todo su potencial, que es infinito.” M.H.

Temblor
Rosa Montero
Libro recomendado por Silvia Ruíz

A Silvia este libro le llamó la atención porqué habla de un mundo gobernado por mujeres, donde el hombre es el sexo débil.

La Princesa que creía en los cuentos de hadas
Marcia Grad
Libro recomendado por Susanna Gracia

“Durante años nos han hecho creer que para ser felices, tenemos que encontrar a nuestro príncipe azul, sí o sí, aunque  ni sea azul ni te haga feliz. El libro pone en entredicho  todas estas creencias tan disfuncionales.” Susanna Gracia.

Atlas de la geografía humana
Almudena Grandes
Libro recomendado por Marta Pagés

Cuatro mujeres cuentan en primera persona su propia historia en un tiempo de confusión ideológica y crisis generacional. Ana, Rosa, Marisa y Fran son cuatro compañeras de una editorial que trabaja en la confección de un atlas de geografía. Según van diseñando este atlas, el lector conocerá la historia de cada una de las protagonistas, historias marcadas por la soledad, los sueños truncados o los amores inconfesados.

Antígona
Autor: Sófocles

Recomendado por Tània Gri

“Antígona…o yo diría, la valentía de una mujer. Hace muchos años leí el libro en la escuela y se me quedó grabado. Una mujer que lucha para poder enterrar a su hermano, muerto en combate, enfrentándose a  las leyes que se lo prohíben. Ella decide hacer lo que más justo le parece y ser valiente. Son necesarias más mujeres como ella”. Tània Gri

Wicked
Winnie Holzman
Libro recomendado por Pere Fuentes

“Wicked retrata la vida de una mujer desde una visión feminista contextualizado en un mundo regido por ideales machistas.  Además,  la autora juega con la simbología del color verde con el que presenta a la bruja, coincidiendo con la imagen que tenemos de la mujer”. Pere Fuentes

Anna Karenina
Lev Tolstoi

Recomendado por Marta Pagés y Montse Dalmau

“Me impacto porqué era muy machista. Ella es infiel y lo abandona todo por amor pero su sentimiento de culpa (moral cristiana) hace que tome una decisión extrema para expiar su culpa. El libro parece progresista pero esconde una moral patriarcal.” Montse Dalmau

La Plaça del Diamant
Mercè Rodoreda
Recomendado por Toni Chaquet

“La Plaça del Diamant”  es para mí un libro que retrata a la perfección lo que significaba ser mujer en la época de la guerra civil y cómo las mujeres han sabido siempre luchar para salir hacia adelante. La Colometa, un personaje que me emocionó profundamente.” Toni Chaquet

Amar después de amarte
Fátima Lopes

Recomendado por Óscar Olivas

“Amar después de amarte” cuenta las historias de Felipa, Carolina y Teresa. Tres mujeres con vidas totalmente diferentes y un reto común: la búsqueda de la felicidad. En este libro hay sufrimiento, pasión, cariño, alegría y dolor, complicidad y respeto, experiencias buenas y relaciones fallidas, impedimentos y cruces de caminos; y, lo más importante: renovación, posibilidad de reconstrucción personal, de amar después de amar.

El listado es mucho más largo. Os dejo aquí otros títulos que me han pasado, aunque no me detendré en su descripción. Mi compañera Marta Pagés, gran asidua a la lectura, ha recomendado varios libros de los siguientes.

  • Huesos en el desierto. Sergio González Rodriguez
  • Madame Bovary. Gustave Flaubert
  • Victoria o el dolor de las mujeres. Gilbert Schlogel
  • Diario de una ama de casa desquiciada. Sue Kafman
  • La Regenta. Leopoldo Alas Clarín
  • Out. Natsuo Kirino
  • Una donna. Sibilla Aleramo
  • La niña y el lobo. Amparo Sánchez ( Amparanoia)
  • La niña de la calle. Virtu Moron y Kaoutar Haik. 
  • Memorias de una Geisha. Arthur Golden
  • Trilogía Milenium. Stieg Larsson
  • Solas. Carmen Alborch
  • El tiempo entre costuras. María Dueñas
  • Los cinco. Enid Blyton
  • Mujercitas. Louisa May Alcott
  • Bodas de sangre. Federico García Lorca
  • Beatriz y los cuerpos celestes. Lucía Etchebarría

Como  podéis ver, la mayor parte de libros han sido recomendados por mujeres. En estos temas, la colaboración de las mujeres siempre es mayor que la de los hombres.  Hablando con amigos a los que les he pedido su colaboración, me ha dado la sensación que ni siquiera tienen el chip que tenemos muchas mujeres para detectar cuando se encuentran con libros que hacen referencia a estos temas. ¡Pero hombres, no hay que olvidar que la igualdad es cosa de todos y todas!

Y para mañana, no olvidéis

sant jordi

Cualquier libro u otro tipo de información que queréis añadir a este post, será bienvenido.