Abortar SÍ es un derecho

El martes la ley del aborto volvió al Congreso. Tras desestimar la endurecida ley del aborto por la que dimitió Gallardón en el año 2013, el PP vuelve a poner su punto de mira en el aborto y lo hace, según el partido, para proteger a las adolescentes.

En esta minireforma, se modifica el artículo de la ley del 2010 referente al aborto en menores de edad.

  • Artículo actual.“En el caso de las mujeres de 16 y 17 años, el consentimiento para la interrupción voluntaria del embarazo les corresponde exclusivamente a ellas de acuerdo con el régimen general aplicable a las mujeres mayores de edad. Al menos uno de los representantes legales, padre o madre, personas con patria potestad o tutores de las mujeres comprendidas en esas edades deberá ser informado de la decisión de la mujer. Se prescindirá de esta información cuando la menor alegue fundadamente que esto le provocará un conflicto grave, manifestado en el peligro cierto de violencia intrafamiliar, amenazas, coacciones, malos tratos, o se produzca una situación de desarraigo o desamparo”.
  • Artículo propuesto por el PP (se incluiría en la Ley de autonomía del paciente). “Para la interrupción voluntaria del embarazo de menores de edad o personas con capacidad modificada judicialmente será preciso, además de su manifestación de voluntad, el consentimiento expreso de sus representantes legales. En este caso, los conflictos que surjan en cuanto a la prestación del consentimiento por parte de los representantes legales se resolverán de conformidad con lo dispuesto en el Código Civil”.

El gobierno del PP desoye las recomendaciones de la ONU, la Organización Mundial de la Salud y de Amnistía Internacional que afirman que “exigir el consentimiento de los progenitores para las mujeres adolescentes merma la autonomía de la mujer y puede desalentar a la mujer de buscar servicios legales y sin riesgos. Se recomienda que las políticas alienten, pero no exijan, el consentimiento de los padres, con el objetivo de proteger a las menores.

Además, según indica Amnistía Internacional, esta ley afectará sobre todo, a las menores que han sido víctimas de violencia de género en el ámbito familiar.

Según ACAI, los abortos en menores de edad realizados entre enero y septiembre del 2014, representaron un 3,60% del total. Y el 87% de estas menores, lo hace con consentimiento paterno.  Por tanto, esta medida, a efectos de lógica, es innecesaria. Como dice la viñeta, tener un hijo es cosa de las mujeres pero no tenerlo es cosa de todos.

aborto

Ni siquiera voy a añadir en este post los argumentos hipócritas de aquellos que se hacen llamar defensores de la vida  (a pesar de los recortes en servicios sociales y los desahucios a personas de 80 años). Totalmente a favor del aborto libre.

Anuncios

Si estás soltera, subástate…si estás soltero, puja

Que se utilice el cuerpo de la mujer como reclamo publicitario no es nada nuevo. La publicidad, el cine y la televisión están lleno de ejemplos.  Un ejemplo reciente es el evento Caravana de Mujeres organizado por la Asociación Caravana de Mujeres, Asocamu,  y que se celebrará el próximo 18 de abril en el Hotel Romero Mérida.

El objetivo de los eventos organizados por esta asociación es la repoblación rural. La polémica no viene dada por la organización de eventos de singles sino por la forma machista de hacerlo: en este evento ellas pagan 15 euros por un viaje de ida y vuelta  (de Madrid a Mérida) y los extremeños pagaran 50 euros con garantía de compañía más comida, cena y baile.

La Fundación Triángulo, La Asociación Malavuna, Podemos, CCOO…son algunas de las organizaciones que han mostrado su desacuerdo y han solicitado su anulación sin éxito.

En esta línea, se criticaba recientemente el anuncio de Media Markt en el que aparece como protagonista el humorista Arturo Valls, poniendo cara de gracioso y dos chicas atractivas, con un vestido ajustado en un plano secundario.  El papel de estas chicas es de mujer florero. No dicen nada, no abren la boca. Sólo sonríen y muestran su cuerpo al público.

media_markt

Parece ser que la publicidad se empeña en reducir el papel de las mujeres a objeto de deseo y el papel de los hombres al de tipos tontos a los  que sólo les interesa  tener  a su alrededor a mujeres y si están buenas mejor que mejor.

Recuerdo que cuando estudiaba en la universidad a veces entrábamos en discotecas que ofrecían entrada gratis a las mujeres.  En aquel momento, me diréis tonta, pero compartía el precio de la entrada con cualquier  chico del grupo de amigos. No es la mejor elección, lo sé, pero a los 20 años mi prioridad era divertirme. Si fuera ahora, me hubiera dado la vuelta y me hubiera ido para casa.

subastachicas350

En ese momento reflexionaba sobre las hipotéticas razones que llevan a estos empresarios y empresarias a  utilizar este tipo de publicidad sexista. Puestos a especular, (y a hacer broma sobre esto)  puede interpretarse que piensan que:

  • Los hombres (y no las mujeres) son los que quieren ligar y pagan porque en las pistas de la discoteca van a cazar a su presa, y nosotras nos vamos a dejar, porque seguimos siendo tontas y esperamos a que los hombres (que lo merezcan) vengan a sacarnos a bailar.
  • Las mujeres no disfrutan del sexo y sólo follamos para darles placer a los hombres, pero ojo, no a todos los hombres, sino a aquellos que se han rascado el bolsillo para poder hacerlo.

Hablando en serio, no sé porqué seguimos permitiendo este tipo de publicidad o eventos sexistas.  La  idea de que la mujer está al servicio del hombre y de que el hombre debe pagar para rodarse de mujeres es bastante denigrante para ambos sexos.  Como siempre digo, por lo que veo a mí alrededor, creo que hombres y mujeres “se necesitan” por igual: ni los hombres necesitan más sexo que las mujeres, ni las mujeres follamos sólo para darles placer a los hombres ¿no?

Operación #StopGenderAttack

El otro día cuando volvía a casa en  bici, crucé un paso de cebra. El semáforo estaba verde para mí y rojo para los coches. Al cruzar, dos chicos sacaron sus manos por la ventana y aplaudieron.  Me detuve y no les quité la vista de encima hasta que el semáforo cambió de color y pudieron arrancar. En aquellos momentos sentí rabia y furia.

¿Qué se piensan? ¿Me estaban dando ánimos o simplemente querían sentirse superiores por unos segundos? ¿Por qué aplaudieron? Evidentemente lo hicieron porque soy mujer y evidentemente les hubiera dado una patada en todos los huevos para que se les bajaran esa estupidez. Y así es cómo nos sentimos muchos de nosotros cuando nos atacan por ser quienes somos o quienes ellos se piensan que somos. Las frases ”Mujer, tenías que ser”, “Las mujeres no saben conducir”, se escuchan continuamente en boca de hombres tal vez inseguros que necesitan demostrar su autoridad para sentir de nuevo el macho ibérico que habita en él. Parece mentira que en pleno siglo XXI aún se ataque a mujeres que conducen (Bertha Benz, la primera mujer conductora  puso sus manos al volante en 1888). No estoy hablando de todos los hombres. Estoy hablando de quienes atacan a las mujeres para sentirse superiores. También pasa al revés, hombres que sienten que están en una posición de debilidad por ser  hombres (presión por ser el más fuerte, si lloran es que son unos maricas….).

Ojalá fuéramos capaces de borrar de nuestra mente los estereotipos que venimos arrastrando desde hace siglos. Un claro ejemplo de estas ideas preconcebidas y equivocadas lo muestra el vídeo “Like a girl”, en el  que se le pide a una niña que corra y paralelamente se pide a adultos y a niños que corran cómo si fueran una niña. La diferencia es brutal. La niña corre con fuerza y pisando fuerte y sin embargo los adultos y los niños de ambos sexos corren como si fuesen una muñeca a punto de romperse.  La idea de que las niñas somos el sexo débil nos seguirá toda la vida, es como un pez que se muerde la cola, no se nos permitirá hacer determinadas cosas porque somos débiles y se nos permitirá hacer otras cosas que están prohibidas totalmente a los hombres porque ellos son los fuertes y así deben demostrarlo.

Esto sólo es un ejemplo. Seguro que, hombres y mujeres,  habéis pasado por situaciones diferentes en los que os habéis sentido atacados por vuestro género o identidad. Como siempre, podéis compartirlo respondiendo  a este post, en la cuenta facebook o en twitter.

¡Sigamos entre todos la operación #stopgenderattack!

¿Qué celebramos el 8 de marzo?

Hoy se celebra el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Su origen se remonta a 1857 cuando un grupo de obreras se manifiesta en Nueva York por sus derechos. A partir de esta fecha se celebran varios movimientos  y el día 8 de marzo de 1910, en el marco de una conferencia internacional de mujeres socialistas celebrada en Copenhague, se proclama este día como el Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

¿Es necesario seguir celebrando el 8 de la mujer? Justamente hoy en una comida con amigos ha salido este tema y casi todos estaban de acuerdo en la importancia de seguir celebrando  el Día de la Mujer.  Un amigo que es profesor de Biología de Bachillerato me ha explicado que en el caso de los profesores el 8 de marzo les sirve como una excusa para abordar e informar a los alumnos sobre las cuestiones de género tal y como hacen también el Día de la homosexualidad o el día del sida, sin embargo no se enfoca del mismo modo en todos los ámbitos.

Hoy me han llegado numerosos mensajes felicitándome por el Día de la Mujer pero ¿por qué me felicitan? ¿Acaso he hecho algo para merecer que me feliciten?  Creo que ni yo ni las mujeres de mi entorno y de mi edad hemos tenido que luchar y superar obstáculos para trabajar. El gran trabajo lo hicieron otras mujeres de generaciones anteriores que sí que tuvieron que luchar para incorporarse al mundo laboral. ¿Sabemos realmente lo que estamos celebrando? ¿O simplemente se ha convertido en una costumbre más?

Otros aprovechan el tirón para “vender” sus productos. Si en Google ponéis “Descuentos día de la mujer” salen 14.000.000 resultados, las primeras páginas son descuentos en ropa o productos de belleza. ¿Estamos celebrando que gracias a ser mujeres el 8 de marzo nos podemos poner guapas a mejor precio?

día de la mujer

Durante todo el año pero especialmente en marzo se organizan cursos y talleres especiales sólo para mujeres (aquí los hombres no se aceptan) y sinceramente no entiendo qué estamos reivindicando con eso. ¿Queremos entendernos o separarnos?  Parece que queramos retroceder en el tiempo cuando los niños y las niñas iban a clases separadas. No sé vosotros pero no he sentido jamás la necesidad de tener aulas separadas para que se valoren mis derechos como mujer. ¿Qué sentido tiene realizar actividades sólo para mujeres?

La fuerza de la mujer

Hace un par de semanas asistí a un taller en Barcelona organizado por la Asociación Cúrcuma sobre la “Interseccionalidad: sexo, raza y cultura”. El taller partió con estas preguntas:

  1. ¿Te sientes identificado como mujer/hombre? ¿Por qué? ¿Cómo ha influido en tu vida ser mujer?
  2. ¿Te sientes identificado con tu etnia? ¿Cómo te ha influido en tu vida pertenecer a esta etnia?

Tras una breve reflexión buscamos una palabra que representara nuestras respuestas y la palabra que me vino a la mente fue “fuerza”. Sí, ser mujer me ha dado fuerza; desconozco qué me hubiera aportado ser hombre pero lo que sí siento es que ser mujer me ha dado fuerza. Tal vez esta respuesta explique mi rechazo (a veces obsesivo) al “victimismo” barato en el que se regocijan algunas personas. Defiendo a toda costa que ser mujer no significa ser víctima (al menos en la sociedad occidental) y evidentemente aunque existen muchos obstáculos para la consecución de la igualdad no todo el mundo está en contra nuestra por el hecho de ser mujer.

Por ello pensé en escribir un post para hablar de la fuerza de las mujeres y qué mejor ejemplo que hablar de las maestras de la República, mujeres cuyos  nombres y apellidos son totalmente desconocidos y cuyas obras jamás se expondrán en las estanterías de  las bibliotecas ni se exhibirán en museos y sin embargo han sido cruciales  en el camino hacia la igualdad.

El documental “Las maestras de la República” (Goya al Mejor Documental  2014), escrito y dirigido por Pilar Pérez Solano con la colaboración de FETE-UG,  nos muestra la fuerza de estas maestras que lucharon por los derechos de las mujeres, por su libertad, su autonomía  y por la modernización de la educación basada en los principios de la escuela pública y democrática. Querían formar y no adoctrinar,  querían ciudadanos libre pensadores para crear un nuevo país lejos del catolicismo y la sociedad patriarcal de aquella época.

Imaginaos la valentía de esa maestra que llega sola a un pueblo perdido en la montaña y lo primero que tiene que hacer es quitar el crucifijo de Jesucristo que presidía las aulas. Ahora este hecho parece insignificante pero en aquella época quitar el crucifijo y que encima lo hiciera una mujer significaba enfrentarse al pueblo por estar en contra de la ideología conservadora, católica y machista que caracterizaba sobre todo a los pueblos rurales. En su tiempo libre daban clases a las mujeres del pueblo y por primera vez en la historia española las mujeres pudieron imponer su autoridad a los hombres en su cargo como directoras del colegio.  Fuera  y dentro de la escuela crearon un nuevo modelo de mujer, se cortaron el pelo y se cortaron las faldas para ganar movilidad.

Salvatierra-II-republica-12

España vivía una época dorada en términos de educación,  democracia e igualdad pero esta época duró poco. En julio de 1936 se produjo el golpe de Estado contra la Segunda República Española que condujo a la Guerra Civil Española y una vez derrotada la República se “depuraron” los avances y se castigó especialmente a los maestros. Bajo el nombre de “Depuración de Magisterio” se les obligó a abandonar su trabajo por considerarles cómplices de la República y de haber inculcado en la sociedad y en los niños  los valores republicanos que tanto temían los nacionales. Se castigó especialmente a las mujeres por no seguir el patrón moral y religioso de los ideales del nacional-catolicismo y por el hecho de ser “rojas” fueron encarceladas, fusiladas, “paseadas” y otras tuvieron que exiliarse.

El documental “Las Maestras de la República” recupera el nombre de algunas de ellas pero hay muchas más: maestras, amas de casa, enfermeras, taxistas, médicos…cuyo papel ha sido clave en la historia de la mujer. Mujeres que tal vez no hayan formado parte de asociaciones feministas pero que en su día a día han sido conscientes de que el camino de la igualdad empieza por uno mismo.

Mi bisabuela, Consuelo Ramos Bea, fue maestra aproximadamente en los años 20. Me gustaría saber por qué decidió ser maestra, cuál fue su experiencia como mujer trabajadora y por qué decidió seguir trabajando estando casada y con tres hijos. Me falta información para poder escribir su historia,  pero sólo por el hecho de que optara por esta vida en los años 20 ya me hace admirarla.

Seguramente vosotros también tenéis en mente a alguna mujer que admiráis. Para compartirlo, sólo tenéis que contestar a este post. ¡Os espero!

Los campos de fútbol son un reflejo de la sociedad

Qué la gente haga caso omiso de los casos de violencia de género me parece indigno pero lo que pasó en el estadio del Betis no tiene nombre. Un futbolista pega a su novia y resulta que ella es una puta. “Rubén Castro alé, Rubén Castro alé, no fue tu culpa, era una puta, lo hiciste bien”. Estos fueron  los cánticos que se escucharon en el estadio, cánticos que en el momento en que se estaban produciendo nadie intento impedir, ni el árbitro, ni el club, ni los otros tantos espectadores (quiero pensar que no se enteraron o que prefirieron no entrar en conflicto).

A raíz de la batalla campal que se sucedió en las inmediaciones del Río Manzanares en la que murió un hincha del Depor, Carles Murillo, expresidente de la Comisión Económica Estatuaria del FC Barcelona,  indicó en un artículo publicado el 2 de diciembre en Diario de Tarragona que lo que sucede en los campos de fútbol es un reflejo de la sociedad.

Y esta afirmación la confirma el estudio sobre Jóvenes y Género publicada por el Centro de Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud a principios de febrero del 2015. El estudio ha sido elaborado tras la comparación de numerosas fuentes secundarias con el objetivo de analizar los comportamientos y las actitudes de los jóvenes (15-29 años) con una perspectiva de género. El objetivo de la investigación es destacar las diferencias entre hombres y mujeres en los ámbitos profesionales, familiares, profesionales e individuales.

Las conclusiones que se extraen son más que espeluznantes. Siguen muy vivos los estereotipos que valoran la masculinidad y el liderazgo de los varones, la sensibilidad y la comprensión en las mujeres.

A continuación os adjunto la tabla de valores sobre Comportamiento Sexual e Identidad de género.

Imagen1llllll

Todos los puntos merecen especial atención pero me centraré en el primero y en el último.

  • El 29% de las chicas y el 44% de los chicos piensan que el hombre que parece agresivo es más atractivo.
  • Un 35,5% de chicos no están de acuerdo con la afirmación “Los hombres no deben llorar”.

Estos estereotipos de “macho ibérico”  se mantienen en la sociedad española y por tanto no es de extrañar que  el 9% de los chicos estén de acuerdo con la afirmación “Está justificado que un hombre agreda a su mujer cuando ella decide dejarle”.

Fijaros a continuación en la tabla sobre violencia de género.

Imagen3

  • El 23% de las mujeres de entre 12 y 24 años han sufrido alguna vez insultos y ridiculizaciones por parte de sus parejas. Este porcentaje disminuye en un 10% en los hombres.
  • El 3% de las mujeres y el 3,4% han sido abofeteadas alguna vez.
  • Un 25% de las mujeres respecto a un 14% de hombres afirman haber sido controladas a través del móvil.

Para finalizar, aquí otra gráfica sobre casos de violencia de género.

imagen4

De este punto me sorprende que el rango de edad en el que más víctimas de violencia de género hay es de 29 a 34 años.Me sorprende porque tengo 35 años y nadie jamás me ha explicado que ha sido víctima de la violencia de género o que conoce alguien que la haya sufrido. Supongo que es difícil aceptar y explicar que has sido maltratado. Hoy por ejemplo, Lidia Falcón, feminista, abogada y fundadora del partido feminista, ha explicado en el diario Público los maltratos que sufrió en la dictadura franquista. Han pasado 40 años hasta que se haya atrevido a romper silencio. Una mujer tan fuerte y luchadora como lo es Lidia Falcón.

Mujeres que han perdido la vida a manos de sus parejas desde el año 2007

Año 2007: 71 mujeres asesinadas
Año 2008: 84 mujeres asesinadas.
Año 2009: 68 mujeres asesinadas
Año 2010: 85 mujeres asesinadas
Año 2011: 67 mujeres asesinadas
Año 2012: 57 mujeres asesinadas
Año 2013: 57 mujeres asesinadas
Año 2014: 59 mujeres asesinadas

Después de todo esto me planteo qué podría hacerse para cambiar esto. Evidentemente no estoy preparada para hablar de estrategias de políticas públicas pero se me ocurren algunas ideas muy fáciles de poner en práctica si cada uno de nosotros en su vida privada y profesional empieza a utilizar el sentido común.

  • Los responsables de Educación (en algún momento cuando el PP deje de gobernar, que espero que sea pronto), la asignatura de igualdad debería ser obligatoria en el colegio.
  • Los medios de comunicación deberían replantearse los programas que emiten. Me viene a la cabeza Belén Esteban que recientemente en el programa de Gran hermano VIP dijo:”No voy a dejar que un hombre coja la fregona mientras haya mujeres en la casa”.
  • Publicistas por favor, negaros a hacer campañas que fomenten el sexismo y la violencia de género. En este video se recogen algunos anuncios de Dolce Gabanna, Jimmy Choo, Sisley, BMW…grandes empresas que en su partida de Responsabilidad Social evidentemente no incluyen la igualdad de género.
  • Guionistas de películas infantiles, renovarse o morir. Por más que Frozen sea una película diferente, el príncipe sigue salvando a la princesa.
  • Y desde aquí una llamada a las instituciones, grupos, organismos y ciudadanos que sean influyentes en la sociedad “Por favor, activad ese chip de sentido común que tenéis en algún lado”. Me viene a la cabeza el caso de Princelandia ¿A quién se le ocurre premiar una iniciativa como esta?

¿Y a vosotros qué se os ocurre para cambiar esto?